lunes, 20 de noviembre de 2017

3.Misterio


Tal vez sabe
La amapola,

La alegría que anuncia.

Eugéne Guillevic.


Cristina, quien como ya sabemos (agradecidas) pone color a las 96cartas en esta Vuelta aniversaria, ha estado usando un fondo floral que es una especie de subtexto como se revela hoy en esta carta. Cada vez que ha usado ese fondo, era para llegar a esta carta de hoy: el misterio de la floración, flanqueado por la puerta por un lado, y el tiempo sistémico por el otro. Saber cerrar una puerta, para poder florecer. Anoche, justo antes de dormirme, tuve una revelación relacionada con uno de los trajes TxT, que se redondeó al ver la carta de hoy. Les copio.

Cuando veo la carta que toca hoy: Eleusis (florecer), la iluminación que tuve anoche con la rama dorada de la Eneida se redondea, el sentido está completo. Es un Misterio con M mayúscula, para la comprensión del cual hay que saber recombinar (uso a propósito un término de la genética) las imágenes fragmentarias que recopilamos a lo largo del camino.
[E incidentalmente, de eso se trata La Gran Novela de Ciencia Ficción Latinoamericana, luego pasaré a explicarlo.]

Es necesario encontrar –descubrir caminando de noche con los ojos cerrados, las manos extendidas delante de sí— el ramo de oro entre los árboles negros del bosque, foresta, selva oscura. Hay que encontrarlo para poder entrar en el reino de Proserpina: el inframundo, al que ella llega Koré por medio del rapto amoroso. A la hora de la brisa de la tarde. 

Hoy quedan exactamente 30 días, para los valientes que quieran empezar el ejercicio que realizamos hace cinco años: respirar un minuto más cada día, empezando por un minuto el primer día (hoy), dos minutos mañana, tres minutos pasado mañana, y así. Se los recomiendo, además de garantizar un subidón de energía, confiere centro de forma inevitable, es impagable. Mejor que un taller de meditación.
Si yo fuera sabia, lo haría.
Con el soplo del Céfiro ponemos ese aire a mover, el viento nos muestra esta mágica transmutación.

Estamos en el tercer día del ciclo AGUA AL PUENTE. Atención atención: han estado pendientes, me he dado cuenta, y ya saben cómo funciona. La secuencia de los ciclos Malinche por la Lengua-Megelas Tornasoladas (Hilando la Sombra de la Flor)-Agua al Puente expone claramente, claro como el agua, el camino de transformación. Sólo por repetir lo que sabemos, recuerdo que estamos sosteniendo un foto entre quienes caminamos, y que el dedicar nuestra concentración sincronizada en la misma imagen-idea cada día es lo que permite encauzar la energía para hacer la magia, enderezar el pasado, clarificar el presente, embellecer el futuro. Todo está pasando ahora, muerde la manzana.

Así que, aquí va la otra herramienta para ayudarnos a hacer la magia:
Lo tomo de la vuelta pasada, es poderoso, pero claro está hay que hacerlo para que funcione.

Esto es una invitación y una petición que les hago: carguen energéticamente una botella de agua con oraciones, meditación, palabras de elevación, dibujos de contemplación, y sobre todo una intención pura y clara. Dejen esa botella donde pueda ser traspasada por la luz, durante 24 horas.
Tomen esa botella de agua cargada y viértanla en ríos, estanques, represas de agua, depósitos y tanques de agua, sin olvidar poner 9 gotas en el agua que van a beber.
Sean multiplicadoras. Inviten a sus amigos a hacer esto mismo.
Vamos a hacerlo cada día durante los 12 días de este ciclo AGUA AL PUENTE: si cargan el agua hoy, ya mañana pueden verterla en las aguas.

Saber abrir una puerta, para poder florecer.

...a florecer...


Un campo de violetas

Seguro/De lo que es.

Eugéne Guillevic.

domingo, 19 de noviembre de 2017

2.Puerta



Puertas que se abren y cierran.
Abrir la primera vez puede ser fácil, dolorosamente inevitable la segunda.
Puertas para entrar/salir.
Sales de una dimensión, entras en otra.
Toda puerta es una invitación.
Esta puerta es una máquina del tiempo.
Detrás de algunas puertas puede haber un barba azul diciéndote que no la abras. Da mucho miedo abrirla. Pero mejor hacerlo, por duro que sea.
Y hay quien decide no abrir la puerta la tercera vez, dejar que lo desconocido se manifieste solamente en sueños.
También hay dobles puertas mágicas.
Las puertas son como las tapas de las cajas... resulta inevitable asomarse.

Como en la intersección, al entrar en una abandonas la otra.
La puerta es la membrana que te indica el cambio de estado.
Pensando en la carta de ayer... ¿cuántas veces machacamos una idea mil veces antes de atrevernos a cruzar el umbral?
El laberinto, cuando realmente lo es, no se cruza de una sola vez. Atravesar el bosque puede tomarnos mucho tiempo. Quien lo ha hecho, sabe.
Pareciera que nos la pasamos perdidas en el mismo laberinto toda la vida. Cambian los escenarios y creemos que hemos salidos, pero simplemente es otra zona del mismo laberinto, como otro nivel del videojuego.

También podemos pensar en la puerta al final de la escalera que lleva hacia el territorio desconocido del inconsciente. Al lado de esa puerta hay una puertecita más pequeña, que no siempre se deja ver.

La foto de Javier para Natalia




sábado, 18 de noviembre de 2017

1.Machaca



Las cartas de las Cocineras hablan de alquimia y hablan de alimento.
La machaca en el pilón (en lo que la BabaYaga es maestra) es la operación que mejor demuestra el punto: desmenuzar la semilla para hacerla comestible. 

Pero en este caso, la machaca incorpora otro elemento y otro gesto, otra acción: 
hacer gotear el aceite para emulsionar. Una emulsión es una mezcla en equilibrio, de agua y aceite; es decir, algo que normalmente no se mezcla. La emulsión es una manera de hacer digerible algo que normalmente no lo sería. 

Así comenzamos el ciclo Agua al Puente, y esto también es significativo.
Los comentarios han estado activos, me interesa saber cómo ven esta carta, en esta posición, en este contexto, en sus vidas. 

viernes, 17 de noviembre de 2017

AGUA AL PUENTE


El agua/
Que no acaba nunca/
De soñarse.

Eugene Guillevic.

Agua al Puente: agua, agua, agua.
¿Qué hacen? Hacemos un acto mágico de purificación.
Pasamos el agua (el agua de vida del manantial de la doncella) de una jarra a otra.
Lo que sucede en ese paso aparentemente tan sencillo es milagroso, atraviesa el cuerpo que sirve de vasija. Durante la meditación profunda, desaparece la persona y aparece el infinito. Allí es donde sucede la magia.
Es la operación que sigue naturalmente la operación Hilar la Sombra de la flor.


El puente necesita del agua para confirmar su sentido.
El agua debe estar limpia.
Somos el puente, y somos el agua.


Si nos sigues paso a paso sabes que el rojo y el azul hilaron juntos la sombra, mientras esta operación trabaja con los contrarios ya reunidos en un agua surgida de la fuente para lavar aquello que ha de ser lavado.
Aquí llegas a la meditación original y aquí puedes revisar la historia completa del traje.
Como pueden atestiguarlo quienes lo han llevado, cada experiencia es única y transformadora.

El agua /
Que se place en su nombre.
El beso de esa agua.

Eugene Guillevic.



Gracias a Gabi Valentina, que en su itinerario personal pasó de Nieves en Chipre el año pasado, a esta operación alquímica este año. Y en efecto, ya el cambio está operando.
Gracias a Ana María Ramírez Yanes por las fotos fijas, también es notable que haya asistido al trabajo de las Megelas Tornasoladas para poder entender mejor lo que aquí sucedía.
Gracias a Daniela Márquez Siem por el video, lo hacemos con el mayor amor del mundo, entrega y generosidad.


jueves, 16 de noviembre de 2017

12.Doble latido



"Los amantes no se encuentran finalmente en algún lugar; 
están dentro el uno del otro, todo el tiempo."

Mañana cambiamos de traje.
Este ciclo Hilar la Sombra de la Flor ha sido tan coherente, tan consistente, que terminamos con esta carta, tucutún, tucutún (oye el latido doble, el compás, el ritmo, la clave) en la cual vibra el recuerdo de Malinche por la Lengua, concretando ese trabajo arduo y largo, largo, de trasegar lo azul en lo rojo y viceversa.
Razón de corazón.
El pulso, dicen los chinos, no es uno sino dos y hasta tres.

Conozco una pareja que al fusionarse se encontró, construyó un camino (no siempre son fáciles y suaves los caminos), un camino honesto. Sus corazones latían al unísono, eso era evidente. Cuando dos corazones laten juntos, los demás pueden percibirlo. Un hombre murió en el lugar en que los conocí. A veces la gente se junta para hacer cosas sin saber que esas razones los convocaron. Los tránsitos difíciles necesitan de energía adicional: así como el viaje a Mongolia.
Por algo nos encontramos en este grupo para ir a Mongolia.
Por algo aparece alguien que se une al grupo ahora mismo.
Ir a Mongolia es una operación muy delicada, No parece, hay quien diría que es cosa de comprar un boleto y ya, pero no es así. Ir a Mongolia es un asunto de la máxima delicadeza.
Hay quien incluso diría que Mongolia es una metáfora, imagínate.
Ser participe de los milagros es siempre una maravillosa experiencia.
Lo importante es participar plenamente, creer.
Hacer el trabajo personal.
La intención sostenida por la disciplina.

Hora de repasar la secuencia completa de este ciclo y prepararnos para el que viene: Agua al Puente.
El tiempo fluye de forma natural, coherente, hacia adonde tiene que moverse siguiendo el camino de menor resistencia, formando según se mueven las mareas, la ola sincrónica.
Con suerte, si contamos con las caminantes adecuadas, nos llevará hasta Mongolia.

Algo pasó, todo se está sincronizando nuevamente, ¿lo sientes? es un pulso compartido.

Dice Enrique Enríquez que "lo que separa a la poesía de la vida es la página."


Tener paciencia y ver hasta el final (como si mirar fuera una meditación):


otra versión:

"Alí y Nino," de la escultura georgiana Tamara Kvesitadze. 
Se encuentra en Batum, Georgia, cerca de Rusia. 
Todos los días a las 7pm se unen y se alejan en un ritual que dura 10 min.
Miden 8 metros de alto de puro acero.
Gracias, Pedro!












miércoles, 15 de noviembre de 2017

11.Manzana


Esta mañana muy temprano me levanté pensando en el tiempo.

Mañana será el último día del ciclo Hilar la Sombra y cambiaremos de traje.
Las cartas y sus breves mensajes pasan tan vertiginosamente como la vida misma.
Se nos pasa un día y el orden se descuadra, más que tratar de recuperarlo conviene ponerse al paso.
Porque al final, todo está sucediendo ahora mismo, mientras pronuncio estas palabras: la carta de mañana y la de ayer, el final de la Vuelta y su comienzo, cada momento uno dentro del otro así como la manzana contiene el árbol dentro de sí, y así la perpetuación de su estirpe y el mensaje que lleva.
Opción A) Todo lo que pasa en nuestras cabezas está pasando simultáneamente.
Opción B)  Todo lo que pasa afuera está pasando simultáneamente.
En consecuencia, estas posibilidades:
1) Puedo sacar lo que está en la cabeza y corregir el pasado
2) Volver a vivir lo que no logré superar.
3) Entender qué tengo que hacer para evitarlo.

Muerde en la manzana el olor de la flor. Bebe de sus raíces.
Esta manzana viene de aquel manzano.





martes, 14 de noviembre de 2017

10.Candil


Lo mucho que se parece esta carta a la anterior me hace pensar en que parte de la comprensión, el entendimiento, viene del cuerpo, de saber escuchar su voz.
Después de la oscuridad, el candil puede estar muy encendido y finalmente vemos, pero es al soltarse una sola gota de aceite (hay que revisar el cuento de Psique) es cuando la aventura avanza.
Una gotica y todo se hace luz !

Una vez dormí con un monstruo... por casi 10 años. Recuerdo claro cuando vi su verdadera imagen.
Entiendo a Psique perfectamente. A mi nadie me quiso decir que era una serpiente, que era un monstruo.
Me puse mis botas de fierro y aquí estoy: ¿cuántos años más tarde?

Esta carta tiene que ver muchísimo con los cambios de traje que hacemos cada trece días, en dos días toca el próximo y por eso quisiera que fuéramos a revisar el primero: Artemisal/Lastimaré. Es el momento para hacer las meditaciones activas que no llegaste a cumplir en su momento.

El candil me cambió la vida. Gracias, eternamente agradecida... y todavía hay cuevas a las que alumbrar.
Tú eres el candil.
El tema es arder.




lunes, 13 de noviembre de 2017

9.Sabiduria del cuerpo


Hoy sale sin color de momento, porque la del color está de permiso y llega en la noche.
Mientras tanto hablemos del tema.

Un acierto es el comienzo del impulso que se arquea y se tensa 
apuntado a lo que va a ser.
Me pronuncio en un espacio musculoso, alerta.
Un solo respiro sostiene el trayecto del venablo. 
Soy el blanco del sentido.

Sonia Sanoja.

Y Jennifer Gásperi dice:
Soy de verdad. Así. Con unas partes que amo y otras que no me gustan. Pero pasa que veo esta foto y no logro ver lo que me gusta: saltan las imperfecciones. Y creo que me pasa a mi y muchas otras mujeres con quienes comparto mis búsquedas. Hace mucho que vengo pensando en la imagen que construimos en las redes sociales, algo así como 'la vida en Instagram' y las distancias con la vida real. Es un tema que me tiene fascinada y aterrada.
Tengo tiempo diciendo que quiero gente de verdad en mi vida: no me asustan las sombras (ni mías ni de los otros). Están. Y en lo cotidiano aparecen. Para muestra esta foto: yo quería compartir mi #PrácticaPersonal de hoy y apareció otra cosa.
Haciendo esto he recibido juicios de todo tipo: los que van por la línea 'deja la intensidad', los militantes caribeños del 'sé feliz, tómate un ron que la vida es una' y con los que me gusta quedarme 'gracias, esta historia es inspiradora'. Todo eso me mueve pero me digo: si lo pongo acá es para eso ¿no? y luego recuerdo que 'los juicios hablan más de quienes los emiten' que de mi. Y sigo.
Hace mucho que investigo sobre lo femenino y lo que significa para mi (y para otrxs) ser mujer y hoy, al ver la foto experimenté eso de estar expuestas a los cánones de belleza autoimpuestos o construidos en nuestra relación con el afuera: las medidas, el peso, el estilo, el tipo de cuerpo, los volúmenes, el tamaño de los pies, la altura, las curvas o las no curvas, 'lo que tiene la otra que yo no tengo', los complejos, las comparaciones (propias y de otros). En fin, esta experiencia que se parece bastante a la crueldad y se aleja del amor. Me aleja, quise decir.
Sigo con mi cruzada de mayor honestidad en el mundo (real y virtual) y vuelco mi trabajo personal a este espacio loco que es lo virtual. 
Me pregunto si podemos crecer si seguimos mirando sólo lo lindo, lo bueno y las vidas perfectas. 


(Y llegó el color de Cristina Müller)


Cuerpo es ser en totalidad.
Hanni Ossott.

Y dice Hilse León:
Los cuerpos que me habitan.
He venido ha decirles que en mí confluyen varios cuerpos, un cuerpo madre, un cuerpo mujer, un cuerpo creador, un cuerpo visitado, un cuerpo visitante, y para mi propia salvaguarda, un cuerpo que se inicia.
La mayoría de los cuerpos que se desembocan en mí se encausan en la danza, y algunos, tienen por amante al poema.
Nos encontramos conviviendo con tantos cuerpos como sea necesario. Cada uno de estos cuerpos se manifiesta de manera diferente, los conforman diferentes substancias, sus vaguedades, sus geografías son distintas. Aunque todos obedecen a una misma complexión física, difieren en sus pasiones y en sus maneras de manifestarlas, pero en el fondo de nuestra naturaleza todos nuestros cuerpos se tocan.
Aparece así el cuerpo con plenitud para ser vínculo, un cuerpo en absoluta espera.
El camino es largo pero claro, danzar en espiral hacia nuestro centro girante con los astros encendidos y la poesía en el cuerpo.


Lo que consideramos bello en un cuerpo es parte del tema y está ligado al contexto: dónde, cuándo.
Hoy, hace un año, por ejemplo, se inventó el primer concurso de belleza humana juzgada por I.A.
Otra parte del tema es la sabiduría del cuerpo que trasciende nuestros cánones relativos.
Habitamos por años un cuerpo con el cual dialogamos poco. Aprender ese diálogo.
Conocerlo, como se conoce a un amigo.
Descubrir que contiene información por cada instante de vida, memoria que nos trasciende.
Que sabe más de lo que creemos saber.
Que tiene su inteligencia.
Que nuestra salud espiritual descansa en cada uno de los alvéolos pulmonares, en la médula de los huesos, en la gelatina de las articulaciones, en el líquido claro que da vida a las células.
Miro mi cuerpo que envejece. Nos sonreímos.


Y Claudia Sierich dice:
en la mañana cuando recién despertamos, nos quedamos mejor un ratito quietos, distendidos. he aprendido que, en ese "momento" incalculable, si nos sentimos, parte por parte, sabemos como estamos. algunas partes duelen, o palpitan, o nos damos cuenta de ellas, una por una. otras directamente florescen. a veces, despertamos riendo como bebés. otras, ay, la caída de anoche, ajá, el tendón. - - - la otra es, cuando trabajamos. también si el trabajo es pensar: a veces pienso mejor danzando o haciendo gestos aéreos, y otras, el pensamiento genera estos movimientos significativos. (sombra de paraíso). lo que más me gusta es la mañana: siento, qué partes del cuerpo-alma están adoloridos, cuáles están sensuales, anhelantes, cuáles callados, cuáles trancados...

domingo, 12 de noviembre de 2017

8.No


Día 8, de los que nos gustan, infinito de pie.

Si existe y es palabra, suéñala, me dice Reyna Rivas por interpuesta voz.
Existe y la sueño: es NO.

Hay días en que es un buen momento de trabajo y reflexión que se hace activo, y por eso no hay mucha producción escrita. Lo que está claro es que a partir del enlace mágico hacia uno de los agujeros del tiempo de hace 5 años con esa merienda de té y sombreros perifantásticos... ¡ZAZ! se desatan stranger thinks causales que no casuales que nos  llevan a Alicia. Y aquí estamos.

Hoy estoy con Alicia y tomo mis riendas, que son MÍAS, salgo del circuito marcado y de lo que se espera, quizás he sido incorrecta , pero a mí este NO es un ¡¡¡basta ya!!!
No voy a sostener aquello que no es mio y además me incomoda.
Hoy me permito vibrar en el poder de ser yo quien decida y de gritar NO .
Hoy reafirmo mi propósito (ese propósito, ¿recuerdas? que elegimos para que la energía enfocada por la Vuelta y magnificada por la sincronización) y  voy a conseguirlo.

Si llevas días enredada, sintiéndome no válida, invalidada que no inválida, loca, si no quieres estar en ciertas conversaciones que te desgastan o con personas que te ensucian...
...ya sabes: come del budare valentía, grita NO y sal de allí.

Alicia es otra iniciadora. ¿Crecer o no crecer? Ella ha pedido la aventura desde el fondo de su corazón.
Nos recuerda no correr en dirección contraria y estar atentas a los extraños maestros que hallaremos en el camino. Todos ellos vienen a mostrarnos algo sobre nosotros mismos y extrañas cosas sucederán para que nos transformemos, para que nos quitemos la pijama.

Feliz domingo hermanas Sirenas de montaña. Saludos desde Wonderland.
¡Este sueño es nuestros y va por bajo el agua!

Foto de Elena Kalis

sábado, 11 de noviembre de 2017

7.Budare


Día 7, ya estamos bajando la cuesta del ciclo Hilar la Sombra de la Flor.
Como el ciclo Malinche, ha sido duro reconocernos en el tiempo que transitamos entre el reconocimiento sorprendido de que estamos bien, de que sobrevivimos, y el no hallarnos, no encontrar el lugar que habíamos ido labrando para encajar en ese nido elegido. Todavía necesitamos unos ajustes de foco para regresar a nuestra silueta, redibujada una y otra vez, boceteada en los dibujos que cada día nos resume en nuestro ejercicio cotidiano, hoy en su onceavo día: a partir de hoy iniciamos una travesía de 40 días, como quien atraviesa un desierto: nos quedan 40 días de dibujar, nos quedan 40 días de Vuelta.

Enciende pues el fuego bajo el budare que heredaste de tu madre, que ella heredó de la suya.
Recuerda el proceso de curar tu budare: hacerle crecer esa capa negra que es una historia de vida.
Calienta allí las arepas del desayuno, para reconfortar el cuerpo. Tal vez sean arepas ovaladas, tal vez no sean precisas en su redondez cuando no respondan exactamente a la definición de arepa, pero amasa con cariño para que las manos transmitan el amor que nos permitirán atravesar el día con el mismo sentimiento cálido y tierno. Esta es una carta de la Estirpe de Cocineras, habla del fueguito que va pasando de mano en mano y se mantiene vivo a través de la línea materna, habla también de reconocer a quién te enseñó a dar forma a tu sazón personal.
El budare interno se relaciona con el fogón que es el calor de hogar (relacionado con Hestia y con el Irori tradicional japonés, que en cambio es cuadrado): un centro alrededor del cual reunirnos: el fuego interior. La chispa que nos da vida día a día.

Los desayunos domingueros han de ser inigualables.
Hace cinco años exactamente fue en forma de merienda a la hora de la brisa de la tarde y me alegra volver a ver tantas caras amigas. Agradecida.

viernes, 10 de noviembre de 2017

6.Cortar


Ayer eran los pelos, cabellos peluca y nudos gordianos.
¿Y si lo cortábamos todo?

Margarita con tijera
Monika Dopper


Amo las tijeras, creo que es algo que me viene de niña. Mi mami tenía una tijera grande de metal muy preciada porque era su tijera de costura y no nos dejaba cortar nada más con ella para que no se le mellara...

mellar.
Del lat. *gemellāre 'igualar', de gemellus 'gemelo'.

Quienes trabajan con telas y costuras saben que una tijera debe mantener su filo y por eso cada tijera está dedicada a una sola cosa: la que corta tela a las telas, la que corta papel al papel. El filo es muy preciado, cuando se pierde no se recupera.

En mi jardín el fin del mundo se ensaña con la tierra yerma, tiembla la casa toda.
Me llegan olores de yerbas arrancadas violentamente, descabezadas, desenraizadas sin piedad.
Me asomo a la ventana: luna menguante sonriente... perfecta para cortar.
¿Cortar la realidad al frente para buscar tus sueños o cortar el peso detrás para salir volando?
También cortamos con el pasado (cae por esta madriguera si quieres perderte en el tiempo), cortamos para abrir paquetes de regalos, cortamos para enderezar y liberar.
Hay quien danza para cortar.


“Perhaps you have found something you did not expect. You have looked into the darkness and found your greatest fear. You are being shown what you have placed in the shadows of your consciousness. What you wanted to forget has raised its head, but only to ask if you have gained enough wisdom and strength to deal with it more fully.
It may seem like a nightmare at first. You may not want to look at it. But you must accept your dark side, your hidden desires and integrate them with your light side in order to experience wholeness.”

You are never given a challenge that you do not have the skills to meet. It may seem as though you are shooting in the dark, but go ahead. Use the skills you have been working to develop. This is their supreme test.

A new surge of power awaits your success. The mask is lifted as you look behind the face of things to see that your fear was merely self-doubt rather than an external enemy. Take heart. Lift your bow of confidence, and shoot pure thoughts of love, strength and highest vision. Aim for the good of the whole.”

~Carol Bridges 
"The Medicine Woman Inner Guidebook"




jueves, 9 de noviembre de 2017

5.Peinar


Cabellos como ríos, peine que ara en el mar o bien ordena las corrientes marinas.
En esta versión que colorea Cristina, el peine parece un dique.
Arriba las corrientes vienen lisas, fluidas, derechitas; abajo están los nudos gordianos, los remolinos, los torrentes peligrosos. ¿o es al revés?
También peinar y quitar nudos transgeneracionales, ya que estamos sanando los enredos.

Somos hebras de la misma cabellera.