lunes, 30 de octubre de 2017

8.Bordar


Bordar es detener el tiempo... Hacer del tiempo el no tiempo y el todo pasa al mismo tiempo. Mientras se borda se recuerda. Se mata el tiempo y se aprovecha. Todos los detalles cuentan cuando se borda. Vamos cada mañana tejiendo y bordando cosas en nuestro rostro y en el del otro. Caminar por la ciudad puede ser una forma de bordar (o tejer). Mi liberación es un proceso de tejer y destejer y ser.
Hoy es día 8, infinito de pie, y toca una carta doble, que dice una cosa por un lado y otra cuando se voltea.

Así que primero va esta crónica afectiva de Mercé:
"Nada es inocente en esta carta, y recuerdo: éramos pequeñas, tiempo de verano esplendoroso de la infancia cuando el sol aprieta de valiente y entre gritos y risas nos íbamos con las bicis a las pozas del río o a las basas de regadío de los huertos cercanos a bañarnos, saltando desnudos y sintiendo la pura vida en la piel, cuando las vacaciones eran largas y llenas de aventuras nuevas cada día.
Y yo te iba a buscar con la bici, te presentabas a la puerta con cara triste  y tu madre detrás  no te dejaba salir hasta que no hubieras bordado un par de telas que en un futuro serian tus sábanas. Ningún argumento la convencía y mientras todos íbamos a jugar y vivir nuestro tiempo de risas, esa labor se convertía en tu castigo.
Sentada en una silla a la sombra de tu portal con las otras mujeres mayores te tenias que quedar bordando, hilando con rabia un tejido que jamás utilizarías, ni las tres veces que luego te casaste... Tus ojillos brillantes de lágrimas escondían la rabia del castigo y cada puntada de hilo te hería más adentro. Algún día me quedé contigo sentada a tu lado para hacerte compañía, sin entender esa labor y sin saber bordar.
Hay que ser consciente al punzar cada puntada del hilo que entretejerá nuestro hilo de relato, qué emoción le pongo ahora a ese acto que parece tan bello y femenino."

Y luego, por el otro canto (de la moneda o mejor del tambor de bordar), el relato de una de las bordadoras para el tapiz colectivo Rubedo, en el cual bordamos los nombres de quienes murieron en el contexto de las protestas desde el año 2002 hasta el 2017. Hoy recibo respuesta sobre esto, por cierto. Hola, Cristal!

Por último una nota de velerismo:
En velerismo {bordadas} significa girar ... 90 grados o menos. Para aprovechar mejor el viento que viene de frente.


2 comentarios:

  1. mi madre es tejedora, y ese relato me recuerda que rechazaba tejer porque mi madre era perfeccionista y nada nunca me quedó com ella aspiraba... hoy disfruto sus tejidos, pero no tejo aún...

    ResponderEliminar